viernes, 7 de marzo de 2008

face to face

el rock n roll es cara a cara. eso dice benja, que trabaja conmigo en el mini. benja aprendió eso de un tipo que conoció en liniers a las seis de la matina de un fatídico viernes. el chabón en cuestión tenia como 40 años, corte metal metal, palmado por la vida, pero sin ánimos de asumirse, transitando la noche de un bolichón que queda sobre la calle rivadavia, pidiendole por favor, a pibes con 20 años menos, que le inviten a la que si, pero mira que si, te lo jura, definitivamente, será la última birra de la noche.
y es así. el tipo sin nada. ni los 7 pe q vale la birra en museo. ni amigos, ni chica, ni merca, ni una puta remera que no diga iron maiden. le queda ponerse en pedo a costa de otros, y explicarles lo que el aprendió. para que los pibes entiendan, para que vean que él, justo él, esta así por que quiso, que el no se come cualquiera, que la gente es una mierda, pero él, él no es como todos. es distinto. él la vió venir, él sabía lo que venía, él ve a la gente, la lee y no quiso cambiar las cosas. él se dejó ganar por la vida, por que la vida, de última te gana igual . de alguna u otra manera, te gana igual. más acá, más allá. capaz si, él no tenía más que lástima para dar a pendejos borrachos, pero él tenía una historia para contar, la historia de la vida que había vivido a su manera, y eso, no se lo robaba nadie. y alguna que otra anécdota pintoresca. capaz un affair con la negra poli, o un verano como plomo de la renga. anda a saber.
anda a saber las cosas que no dijo, las cosas que no contó, las cosas que ya ni recuerde ese hombre.
y el tipo le tira, benja se esta levantando para irse, y el chabón lo llama, le pide q vuelva, que se siente otra vez, le pide un trago más de la birra que benja tenía en la mano, y benja, le llena el vaso. y el tipo lo mira, lo mira mamado hasta los flecos, y le dice: bien pibe, bien. sabes lo que pasa. el rock n roll es cara a cara. nada de boludeces, nada de vueltas. no va la careta. el rock n roll de verdad, es cara a cara.
y benja llegó el lunes al mini, y benja no habla mucho. es el más chico, es pibe, es de lugano y es el metalero por excelencia, y nos cuenta la historia a la largo de la tarde. y le gustó a benja. lo que le dijo, el tipo le cayó bien. le gustó la historia que se ganó el viernes pasado.
y yo, que el otro día cruzaba la plaza de mayo y diluviaba, con un paraguas amarillo, que en el medio del chaparrón mas grande, se me dió vuelta entero y salió la parte que me cubría rodando por ahí y me quedé con los fierros en la mano, sola, empapada, entre un montón de gente que parecía mucho más seca que yo y vestida más apropiadamente para la ocasión, yo ahí pensé que la vida me iba a ganar igual. que probablemente me debería haber quedado donde estaba, dejándome mojar. definitivamente, pensé, voy volverme loca un día y vivir como la vieja loca de plaza de mayo, con un paraguas dado vuelta caminando por el medio de la lluvia pisando todos los charcos. me reí de mi idea al segundo y seguí caminando deseando mejor suerte para el día.
y me pregunto, se preguntaran, nos preguntamos.
que tiene que ver?
y si, tiene todo que ver.
por que mira si termino como el tipo que conoció benja, contándole la historia de mi triste vida a gente a la que sencillamente no le importa. y que con suerte le cuenta la historia a alguna otra persona que, con más suerte capaz, un día cuenta la historia de la historia por estos medios tan impúdicos?. y si me ahorro todo el trayecto, y cuanto mi historia y dejo la cuenta saldada?
por que el rock n roll es cara a cara. sin vueltas papa, face to face.

2 comentarios:

Botona dijo...

Tengo la sensacion de que cada dos por tres, te doy material de post.

(o te la limo tanto que terminás escribiendo)

remuneración pretendida dijo...

che cheronca, cuando vas a firmar ejemplares?